Un año más, y van cinco, de un PP falto de iniciativas municipales, imaginación y proyectos.

Comparte!

Ha pasado un año desde las últimas elecciones y no se ven por ningún sitio los proyectos estrella anunciados en ellas por el PP, como eran el edificio de usos múltiples que incorporaría una guardería (nosotros no entendemos que un candidato a la alcaldía hiciera suyo un proyecto de otra institución, como es la JcyL).

El gimnasio del Colegio de la Villa que después de cuatro años anunciándolo ahora dicen que no lo harán, además tenemos que escuchar como lo justifican diciendo cosas como “ahora nos dicen la verdad”, ¡pues ya era hora de que nos la dijeran y dejaran de engañarnos!.

Otro proyecto que aun sigue pendiente de su resolución es la venta de las viviendas construídas e n los terrenos del antiguo Colegio de Niñas Huérfanas, que llevan otros tantos años anunciando su venta para, en parte, reducir la deuda e invertir en la creación de empleo.

Un año en el que se han vuelto a subir las tasas y los impuestos municipales por encima del IPC, en especial la subida escandalosa del IBI.

Ha obligado el gobierno a los ayuntamientos a elaborar un plan de ajuste con el cual Izquierda Unida no está de acuerdo, porque coarta claramente la capacidad de decisión de los ayuntamientos, no soluciona el problema de fondo, que es la financiación de los mismos y porque es un negocio para la Banca avalado por el Estado.

También el ayuntamiento se ha visto obligado a acojerse a un préstamo para el pago a proveedores, que no debería haber existido si se les hubiera pagado a su tiempo.

Un año en el que lo único que se mueve a nivel urbanístico es la rehabilitación del edificio de Las Tenerías, en el que llevamos gastados unos seiscientos mil euros (600.000 €) ¡y lo que falta!, para no se sabe muy bien el qué. Una obra en la que no se ha creado ningún puesto de trabajo en Cuéllar y que Izquierda Unida en su día hizo una propuesta para que el Ayuntamiento ejecutase directamente esa obra y se crearan temporalmente, al menos, diez puestos de trabajo, que es la principal prioridad que vemos desde Izquierda Unida en estos momentos.

Otro proyecto que nos vendieron y está olvidado es el el Plan Trascastillo, que en nuestra opinión es donde debería ir ubicado el tantas veces prometido Centro de Salud y otros servicios demandados por la ciudadanía en la zona norte del municipio, como el pabellón deportivo, para el que existían unos terrenos que luego fueron permutados con la JCyL.

 

Seguimos sin ver que se presenten soluciones para la depuración de las aguas residuales, tanto de Cuéllar como de los barrios (únicamente se hicieron la legislatura pasada las de Fuentes y Lovingos), siendo un problema ambiental de los más importantes y que el Ayuntamiento de Cuéllar se comprometió a resolver para poder aprobar la Normas Urbanísticas Municipales el pasado año.