Ordenanzas fiscales 2016

Comparte!

Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida creemos firmemente en la progresividad de los impuestos, es decir que los que más tienen, paguen más o dicho de otra manera, que aquellos que más beneficio económico obtienen de esta sociedad, devuelvan parte de esos beneficios en forma de impuestos que sirvan para sustentar los servicios públicos.


A nuestro modo de entender, el gobierno del PP en Cuéllar ha perdido una gran oportunidad para demostrar que les importan todos los ciudadanos por igual y que están preocupados, en especial por aquéllos que han sufrido en sus carnes el efecto de la crisis, es decir parados, autónomos y trabajadores precarios que tienen auténticos sueldos de miseria gracias a la reforma laboral de su partido.

Podrían haber demostrado esa preocupación mediante rebajas fiscales o incluso exenciones para los más desfavorecidos, y a su vez manteniendo o incluso aumentando estas cargas fiscales para aquéllos otros que se han visto beneficiados con esta mal llamada crisis, para equilibrar los presupuestos.

 

Pero en lugar de hacer algo de todo esto, se han limitado a hacer una supuesta rebaja del IBI para todo el mundo por igual, independientemente que sea su primera vivienda o tenga 10 para especular y vivir de las rentas. Además decimos “supuesta rebaja del IBI” porque es la moto que nos van a querer vender a los ciudadanos y a los medios de comunicación, ya que realmente lo que van a hacer es dejarlo tal y como estaba antes de que ustedes mismos lo subieran por orden del Gobierno Central del PP para intentar paliar los recortes y el descenso de ingresos que se avecinaban en aquella época. Ahora tratarán de hacer creer a la gente que bajan los impuestos para que les voten en las elecciones del próximo día 20 de diciembre, porque ven que cada vez hay más gente que va espabilando y se creen menos sus mentiras, ya que están sufriendo en sus carnes los recortes en sanidad, educación, bajadas de sueldos, precariedad y salarios de miseria en los nuevos trabajos, desahucios y un largo etcétera.

Por todo ello nuestro voto ha sido en contra de la modificación de las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2016, dejando muy claro que tampoco nos gustan las actuales, ya que nos gustaría que se elaboraran otras que tuvieran en cuenta los criterios que hemos expuesto anteriormente.