IU Cuéllar por la gestión pública del suministro de agua municipal

  • Sharebar

Intervención de IU de Cuéllar, en el Pleno, sobre la contratación de la gestión del Servicio Público de Suministro, en baja, del Agua Potable, Alcantarillado y Depuración de Aguas Residuales:

Asistimos, una vez más, a una imposición política e ideológica por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cuéllar, encabezado por su Alcalde y pertenecientes todos ellos al PP.

Es una imposición política e ideológica porque la máxima que defiende este partido (el PP) y la ideología que representa (el neoliberalismo económico), dictan que hay que privatizar todos los servicios públicos.

La privatización de los servicios públicos que fomenta el neoliberalismo, no obedece, como dicen ellos para justificarse, al intento de mejorar la calidad de estos servicios, sino a que según esta ideología, todo en este mundo puede ser objeto de negocio y todo puede ser aprovechado para proporcionar beneficios económicos a los empresarios, incluidos los servicios públicos básicos como en este caso es la gestión del servicio público de suministro, en baja, del agua potable, alcantarillado y depuración de aguas residuales.

Una demostración de que su máxima preocupación no es ofrecer el mejor servicio posible a los vecinos y vecinas de Cuéllar, y que su máxima preocupación es que la empresa privada que se haga finalmente con la gestión de dicho servicio, obtenga el máximo beneficio posible, lo tenemos en las propias palabras del Alcalde, reflejadas en la “Propuesta de Alcaldía” presentada en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal previa al anterior Pleno Ordinario de este Ayuntamiento, cito textualmente:

Considerando que la duración del contrato por 15 años, más 5 de prórroga es razonable para que el concesionario recupere las inversiones realizadas para la explotación del servicio y un beneficio empresarial.”

Queda claro que su principal preocupación no es el servicio que se vaya a prestar a los vecinos de Cuéllar, sino que el empresario de turno obtenga el mayor beneficio posible. Parece ser que está en el Ayuntamiento para defender los intereses de las empresas privadas y no de los vecinos que le han votado.

Este proceso de privatización es una temeridad y una irresponsabilidad por muchos motivos, además de ser una imposición ideológica y política como ha quedado demostrado con las palabras del propio Alcalde:

  • Un motivo por el cual es una temeridad es que no se va a hacer en base a unos estudios serios. Me explico: para llegar a la conclusión de que es mejor la gestión privada que la pública, tendría que haber dos estudios comparándolas y este Ayuntamiento sólo ha hecho un estudio, el de la gestión privada.
  • El tiempo por el cual quiere privatizar esta gestión (15 años + 5 de prórroga) es una temeridad y una losa que van a tener que soportar las siguientes corporaciones municipales una vez que expire el mandato de este equipo de gobierno. Además, al haberse construido una nueva depuradora, todo son estimaciones teóricas que pueden sufrir notables desviaciones en los costes, y tengan por seguro que estos sobrecostes los tendrán que asumir los vecinos de Cuéllar, porque ya saben que hay que velar por los beneficios de la empresa, según el Señor Alcalde.
  • Otro motivo por el cual se justifica esta privatización es que según la Propuesta de Alcaldía este Ayuntamiento carece de recursos humanos y técnicos adecuados y suficientes para llevar a cabo la prestación de este servicio.

Lo anterior es cierto, pero también lo es que el dinero que va a pagar este Ayuntamiento a la empresa que se haga cargo del servicio, en parte está destinado a pagar estos recursos humanos y técnicos, cosa que podría hacer directamente el Ayuntamiento con la gestión pública y además eliminaría un tercer factor, que es el que va a suponer un deterioro en el servicio, y es el beneficio empresarial.

Con la gestión directa ese dinero dedicado a hacer rico a un empresario, se podría dedicar a mejorar los medios técnicos y las condiciones laborales de los trabajadores.

Mientras en el resto de España, e incluso en Europa, siendo significativo el caso de Gran Bretaña, que fue la cuna de esta ideología neoliberal que ha privatizado todos los servicios públicos que ha podido, se está invirtiendo el proceso y se está volviendo a recuperar la gestión directa de los servicios públicos una vez demostrado el tremendo fracaso y la enorme deuda generada a los ciudadanos por la privatización de los mismos, sin mencionar el deterioro en la calidad y en las condiciones laborales de sus trabajadores, aquí en Cuéllar vamos a persistir con las privatizaciones (viendo el magnífico resultado que dan, como la limpieza de los colegios).

El ejemplo más cercano lo tenemos en Valladolid, donde, en el año 2017, van a recuperar la gestión municipal del servicio de abastecimiento de aguas y estiman un ahorro de más de 600.000 € por año, comparando ambos estudios, el de la gestión privada y el de la gestión pública, cosa que este Ayuntamiento no se ha molestado en hacer, porque su único objetivo es que las empresas privadas hagan negocio y obtengan beneficios con el dinero público, el dinero de todos.

Recordar a los vecinos y vecinas de Cuéllar que esta cacicada de privatizar el agua por 20 años, exige un proceso largo y que si se movilizan para pararlo y defender sus derechos, lo pueden hacer. Desgraciadamente nosotros desde aquí no tenemos los suficientes votos para pararlo, pero les vamos a informar del abuso y la vulneración de sus derechos que están sufriendo, y les animamos a que los defiendan en las calles, con movilizaciones, recogidas de firmas y otros medios, a los que nos sumaremos.

En las posteriores intervenciones de réplica efectuadas tras nuestra intervención, por parte de miembros del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento del PP, muchas de dichas intervenciones efectuadas sin respetar los turnos de palabra e incluso interrumpiendo los intentos de respuesta, todo ello sin que el señor Alcalde ejerciera su función de moderador y pusiera orden, uno de los temas tratados fue la situación de los actuales trabajadores de la empresa que actualmente gestiona sin contrato el servicio de aguas. Nuestra opinión fue que si se decidiera por la gestión directa del servicio y hubiera que iniciar un proceso de selección de personal por parte del Ayuntamiento, no tendrían ningún problema en conservar sus puestos de trabajo si uno de los criterios que se valorara en mayor grado fuera la experiencia ya que ellos acumularían más puntos en ese apartado.

Desde nuestro punto de vista si esas personas no conservaran sus puestos de trabajo sería decisión casi directa del actual equipo de gobierno del PP, dependiendo de los criterios que utilizaran para un hipotético proceso de selección de personal. Quedó muy claro con ejemplos de procesos de selección que actualmente está realizando este Ayuntamiento con criterios que favorecen muy directamente a determinadas personas.