La recarga del Carracillo necesita una auténtica evaluación de impacto ambiental.

  • Sharebar

La Asamblea de Izquierda Unida de la Comarca de Cuéllar valora positivamente el informe, de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, de impacto ambiental sobre el proyecto de modificación de la concesión del aprovechamiento de aguas del río Cega para la recarga artificial del acuífero del Carracillo, en el que determina que el proyecto “tiene efectos significativos sobre el Medio Ambiente a los efectos del artículo 57.3 de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León”. Con esto se viene a determinar que el proyecto debe someterse a Evaluación de Impacto Ambiental Ordinaria ya que la Evaluación Simplificada “no contiene los necesarios estudios y análisis específicos y profundos que evalúen en rigor las potenciales afecciones del proyecto”.

Las gentes de la ribera del Cega presentamos escritos y alegaciones a través de asociaciones, ayuntamientos, grupos políticos cómo IU y también personas a título particular porque vemos en este proyecto de detraer más aguas del río Cega un riesgo ambiental injustificable para la vida en el río y su entorno así cómo también para el abastecimiento de las poblaciones , muchas de las cuáles tienen contaminadas por nitratos o arsénico sus abastecimientos subterráneos debido a la sobreexplotación de los acuíferos por las prácticas intensivas de la agricultura y la ganadería.

Desde cada pueblo hemos manifestado nuestras preocupaciones por el Cega desde distintos puntos de vista y con diferentes problemas pues en cada territorio al río le damos distintos usos, pero en el fondo hemos visto que todos perseguimos el mismo fin: un río con vida en su cauce y en su ribera, un río que podamos usar y disfrutar;

pero un río, al que la sobreexplotación secará si el uso continúa convirtiéndose en abuso.

Reseñamos algunos textos del Informe del Servicio Territorial:

  • “Los volúmenes de agua anuales que se detraerán del río Cega serán significativamente superiores a los que se detraen en la actualidad”.
  • “Se trata de una derivación de agua importante que está asociada a otras partes del proyecto que deberían constituir un todo. …, otra parte corresponde a la nueva Fase III aun no ejecutada y que requiere de una previa evaluación ambiental”.
  • “Se trata de un proyecto de gran tamaño, … Y a su vez es acumulativo con el resto de proyectos de infiltración, extracción y redes de riego ejecutados o previstos en la zona. Por lo que se entiende muy importante el efecto acumulativo de todos los proyectos sobre una extensa área que supera la comarca en que se ubican”.
  • “La modificación concesional propuesta supondrá una merma acusada de la lámina de agua, lo que reduciría la funcionalidad del ecosistema fluvial, alterando su estructura y su funcionamiento, lo que puede suponer un riesgo para la conservación a medio y largo plazo de las poblaciones asociadas a esto ecosistemas”.
  • “Los potenciales impactos serán muy extensos, toda vez que el ámbito territorial de posible afección abarca una extensa área”.
  • “Los potenciales impactos del proyecto resultan incompatibles con los valores medioambientales del entorno. En concreto, no puede asegurarse la ausencia de afecciones a la integridad de los lugares Natura 2000 afectados”.
  • “La población podría verse considerablemente afectada, pues el proyecto en conjunto podría afectar a la disponibilidad y/o calidad del agua para abastecimiento humano”.
  • “Los potenciales impactos, … se presumen de gran relevancia. Además se trata de impactos complejos con un alto grado de interrelación entre los distintos factores ambientales que pueden ser afectados”.

¿Qué cabe esperar ahora?

    • Una Evaluación de Impacto Ambiental rigurosa que englobe todos los proyectos de la Recarga del Carracillo.
    • El gobierno de la Junta de Castilla y León tiene que plantear una política agraria respetuosa con el Medio Ambiente.
    • Que la Confederación Hidrográfica del Duero fije unos caudales ecológicos acordes a la Directiva Marco del Agua, así cómo también garantice la calidad de las masas de agua (hemos tenido recientemente un episodio de contaminación en el río Cega a su paso por Cuéllar) y promueva su uso sostenible no permitiendo el abuso.