Con las “Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública”, 26 de enero manifestación en Valladolid

Comparte!

El Área de Salud de Izquierda Unida en Castilla y León anima a la población de la Comunidad a sumarse a la manifestación por la sanidad pública de la Comunidad que tendrá lugar el próximo sábado 26 de enero en Valladolid, convocada por las Plataformas por la Sanidad Pública de toda Castilla y León.

Para la portavoz del Área, Carmen Franganillo, “sobran las razones para dicha manifestación, ya que, todos los días nos encontramos con los efectos perversos de una política sanitaria nefasta, cortoplacista y que responde a una lógica que no pone a la población, y sus necesidades, en el centro de la misma. Por ello consideramos que el Consejero debe dimitir, y con él toda la cúpula de gestión sanitaria del SACYL y la Consejería de Sanidad de Castilla y León.”

Desde la formación de izquierdas se desgranan como motivos fundamentales el caos de la Atención Primaria, fundamentalmente en las zonas rurales, pero que también afecta a los Centros de Salud de los barrios de las capitales y cabezas de Comarca, los incumplimientos en materia de las promesas realizadas por el Consejero, como la UVI móvil en Guardo,o el despilfarro de dinero público que se viene realizando en la Comunidad, al adquirirse material sanitario sin tener profesionales preparados y capacitados para su utilización y manipulación, por la inexistente política práctica de contrataciones y formación.

Para Izquierda Unida es de vital importancia subsanar y reemplazar a los facultativos médicos y de enfermería de Atención Primaria y Pediatría que el SACYL ha perdido, por jubilaciones, traslados y bajas laborales en el último año, y que seguirá perdiendo a lo largo del presente y siguientes.

“Desde todo el año pasado, hasta aquí, nos encontramos con recortes de la Atención Primaria en todas las comarcas de Castilla y León, a las vacaciones del período estival se suman las bajas y sobretodo las jubilaciones de los profesionales médicos. La respuesta del SACYL, desde El Bierzo a Miróbriga y desde Aliste a Soria ha sido la de sobrecargar a los facultativos rurales que siguen en activo con los municipios cuyo médico se jubilaba. Dicha situación se ha tornado en endémica en la provincia de Salamanca, donde a médicos que ya atendían a tres municipios se les añadían hasta otros dos y tres de profesionales médicos que se han jubilado. Es necesario que el SACYL, y la Junta de Castilla y León, convoquen Plazas MIR en la Especialidad de Atención Primaria suficientes desde YA y en los próximos cinco años para poder cubrir, y no amortizar por la vía de los hechos, la Sanidad Pública y de Calidad en nuestras comarcas, basta ya de que los habitantes del campo de Castilla y León sean ciudadanos de Tercera en lo sanitario”, declaraba Francisco Javier Herrero Polo, integrante del citado Área y Secretario de Organización Provincial de IU Salamanca. Un síntoma de esta situación ha sido la renuncia de tres médicas de la provincia de Burgos a sus puestos por la acumulación de tareas, pacientes y sobrecarga, que repercuten en la imposibilidad de proporcionar una atención necesaria, suficiente, de calidad y en condiciones laborales aceptables.

Izquierda Unida sigue denunciando el despilfarro tecnológico que la Junta de Castilla y León acomete con la adquisición de equipos sanitarios de última tecnología, que apenas si se utilizan y que solo han servido para salir en la foto. Desde la formación señalan el caso del Da Vinci, en el HUBU, el cual no se ofrece a los enfermos prostáticos con lo que se continúa con las cirugías abiertas. Además de esto, nos encontramos con las continuas faltas de contrataciones de especialistas en diversas ramas, con lo cual estas adquisiciones y avances tecnológicos sanitarios no tienen quién les de uso, y mucho peor, con la derivación continua, por falta de personal, de cirugías menores hacia las empresas que hacen negocio con la Salud y el dinero del propio SACYL.

Por todas estas razones, por la defensa de la salud de los habitantes de nuestras comarcas, por el derecho a una sanidad pública, universal y que no discrimine a los habitantes de nuestros pueblos, convirtiendose un derecho en un privilegio según el lugar en el que vivan, o su capacidad económica. Izquierda Unida anima y hace un llamamiento a todas las personas de la Comunidad para que se participen en la manifestación de Valladolid el día 26 de Enero.