II Marcha contra la violencia de género

Comparte!

CartelVG2010En la R. Dominicana el 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas tres mujeres, las hermanas: Teresa, Minerva y Patria Mirabal. Solamente por ser mujeres comprometidas con la sociedad de su época y luchar contra la dictadura de Trujillo. Las hermanas Mirabal representaban, y aún hoy representan, la capacidad de las personas, de las mujeres, para cambiar las cosas, creían en la libertad, la justicia y los derechos de las mujeres. Por lo demás eran mujeres comunes, esposas, madres, hijas, amigas. Por oponerse al régimen dictatorial sus maridos también estaban en la cárcel y fue precisamente de regreso a su casa de visitarles cuando fueron asesinadas por encargo del dictador Trujillo. Fueron encontradas en un barranco estranguladas y destrozadas a golpes.

A partir de entonces diversas asociaciones de mujeres, en principio latinoamericanas y después a nivel mundial, comenzaron a reivindicar que el 25 de noviembre fuera declarado día internacional contra la violencia hacia las mujeres.

Pero fue en 1999 cuando la Asamblea General de la ONU declara el 25 de noviembre Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres a propuesta del Gobierno de la R. Dominicana y apoyado por los gobiernos de 60 países.

Esto fue el resultado de un creciente movimiento internacional para luchar con la violencia de género. La pretensión de la celebración de este día es que sirviera de motivación para que los gobiernos, instituciones nacionales e internacionales de todo el mundo organicen ese día actividades destinadas a fomentar la sensibilidad y la conciencia social para la eliminación de esta lacra.

Sería mucho más interesante que las actuaciones y la sensibilización social no se centraran entorno a estas fechas solamente, pero la capacidad de mantener el interés a lo largo de todo el año es bastante difícil, solo cuando nos sentimos personas sensibles y concienciadas en este tema podemos conseguir que a través de las relaciones familiares y sociales, vayamos introduciendo en nuestros debates, tertulias, conversaciones y modelos de vida, las denuncias de ciertas conductas y expresiones que perduran y son proclives a mantener la violencia.

Tenemos que tener en cuenta que el origen de la violencia de genero es la desigualdad existente entre las mujeres y los hombres, desigualdad que se encuentra en el patrón de dominio y posesión del hombre sobre la mujer, este modelo de convivencia hace a los hombres creer que las mujeres les pertenecemos y por eso nos pueden tratar mal.

II Marcha contra la violencia de género en CuéllarLa desigualdad existente entre los hombres y las mujeres se ve reflejada en el reparto desigual de papeles dentro de la familia y de la sociedad, en la dificultad de acceso al empleo para muchas mujeres, en diferencia salarial de las mujeres respecto a los hombres en trabajos de la misma categoría, en el mantenimiento de estereotipos.

Todavía existe una parte importante de la sociedad que considera que ya no existe desigualdad, todas y todos sabemos que los hombres y las mujeres tienen el mismo valor, los mismos derechos, pero a esto le llamamos igualdad legal, pero la realidad es otra.

Para hablar y poder reivindicar la igualdad tenemos que reconocer que existe desigualdad entre mujeres y hombres y tenemos que reivindicar la igualdad porque solo luchando contra la desigualdad y la discriminación podremos luchar contra la violencia de género que vulnera los derechos humanos: paz, justicia, libertad, dignidad, etc. y que además es el crimen encubierto más fuerte y común en todos los países del mundo.

El domingo 28 de noviembre comenzará a las 12 de la mañana desde la Plaza Mayor de Cuéllar la «II Marcha Contra la Violencia de Género», impliquémonos en la lucha contra esta lacra social y no consintamos que EL SILENCIO NOS HAGA COMPLICES.