Gabriel Celaya 1911 – 2011. Lectura de poemas

Comparte!

Cantemos como quien respira. Hablemos de lo que cada día nos ocupa. No hagamos poesía como quien se va al quinto cielo o como quien posa para la posteridad. La poesía no es -no puede ser- intemporal o, como suele decirse un poco alegremente, eterna. Hay que apostar al “ahora o nunca”.